La Disipada
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
RADIO MALDIVAS




Compañeros
Foro
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Últimos temas
» princes peach hentai princesa peach hentai
Miér Ago 07, 2013 8:09 am por SORDISIPADA

» PRIMEROS CIUDADANOS MALDIVOS
Dom Mayo 27, 2012 6:40 pm por Yula

» arguetCreakSS
Dom Jul 31, 2011 9:25 am por Invitado

» ïðîãðàììû íàâèãàöèè
Jue Jul 28, 2011 6:14 am por Invitado

» erypeWapCennySS
Vie Jul 22, 2011 11:14 pm por Invitado

» EL AMOR DURA PARA SIEMPRE?
Mar Oct 05, 2010 8:03 am por SOR~DISIPADA

» Vean La ciudaD DE MALDIVAS EN MINI CITY
Lun Oct 04, 2010 10:27 am por SOR~DISIPADA

» QUE ES EL AMOR? ........by Jose Luis
Lun Oct 04, 2010 10:00 am por SOR~DISIPADA

» SUGIERO SECCIÓN PARA LOS NUEVOS MIEMBROS!!!
Lun Oct 04, 2010 8:17 am por SOR~DISIPADA

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Mejores posteadores
LITFF
 
SOR~DISIPADA
 
nany
 
Pati
 
jose luis
 
Dany de Vampi
 
Vampi de Dany
 
Tizii
 
K Puccino
 
Nenya
 
Julio 2018
DomLunMarMiérJueVieSáb
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
CalendarioCalendario

Comparte | 
 

 El Perla Negra

Ir abajo 
AutorMensaje
Pirata Maldivo

avatar

Cantidad de envíos : 68
Edad : 51
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: El Perla Negra   Sáb Mayo 30, 2009 11:51 pm

El Perla Negra.

Las estruendosas carcajadas provenían de los Maldivos que platicaban en la cubierta del Perla Negra, normalmente no hacen tanto ruido cuando se divierten, pero la leche fermentada de burra preñada traída por Smart Chango desinhibió sus sentimientos.
-Es en serio, amigos, quiero mi propio barco. Decía Lord Jedi a los otros tres.
-Ya no tomes tanta leche, te este fermentando el cerebro. Dijo Marcelo mientras el Pirata y Smart chango seguían riendo.
De repente, el Pirata fijo su mirada en el horizonte.
-¿Qué ocurre? preguntó Lord Jedi.
-Miren, allá, a lo lejos. Dijo el Pirata mientras sacaba su catalejo.
Los cuatro se levantaron y agudizaron su mirada hacia el horizonte iluminado por un pedazo de luna. Lo que vieron los lleno de inquietud. Toda una flota de navíos se acercaba siniestramente a la bahía de la isla mayor de Maldivas, pero uno en especial llamaba más su atención. Era más grande que los demás y su bandera tenia el emblema de la Rata.
Los tarros con leche cayeron al suelo, el Pirata miro a Marcelo y le pidió que fuera a Maldivas a poner sobre aviso a los Maldivos que estaban en tierra.
-Si Pirata, enseguida. Y de un elegante salto llego a la playa y se perdió en la oscuridad.
-Chango, Jedi, vamos al encuentro de esa flota, Dijo el Pirata.
-Pero son muchos barcos, exclamo Smart Chango.
-Llama a las guerreras, están en los camarotes de abajo.
Tan rápido como pudo, Smart Chango toco puerta tras puerta. Una a una fueron saliendo Vampiresa, Guerriera, Condesa, Lamoni y las dos hadas: Mariel y Nany.
-¿Que ocurre, Chango? pregunto estirándose sensualmente Vampiresa.
-Vienen barcos enemigos.
No dijeron más, corrieron a cubierta y se reunieron con Lord Jedi y el pirata en el timón.
-Son muchos, exclamo el hada Mariel.
-Tal vez vengan en son de paz, respondió Nany.
-No, claro que no, dijo Lord Jedi
-Miren la insignia de la nave más grande, dijo el Pirata mientras les daba el catalejo, lo tomo Condesa y miro.
-¡La rata…!
-¿Qué? pregunto Lamoni.
-¡esa canalla…! exclamo Vampiresa
-¿Pero por que tanto barco? ¿Quién la sigue? pregunta condesa mientras mira por el catalejo, y ella misma responde:
-Trolls, Clones…. todo un ejercito de ellos.
-Invitémoslos a que se queden en son de paz, hay espacio para todos. –dijo el hada Nany
-Yo no quiero peleas –exclamo el Hada Mariel.
-Me adelantare para invitarlos a hacer la paz, dijo Nany al mismo tiempo que se elevaba y se dirigía hacia ellos.
-NO, Nany, espera –Grito Condesa, pero ella siguió adelante y se perdió en la oscuridad.
-Prepárense para pelear –dijo el Pirata con acento grave.
-¿Qué? ¿Estás loco? Dijo Lamoni con mirada angustiante, son demasiados.
-Pues detendremos a todos los que podamos, respondió muy seguro de si Lord Jedi, se acerco a la borda y salto al agua.
-¡DANI…! exclamo Guerriera.
-No te preocupes, dijo el Pirata, él se sabe cuidar solo. Mejor preparen los cañones y levanten al resto de la tripulación.
Todos se movieron, excepto Mariel:
-Sabes que no me gustan las peleas.
-Lo se, Mariel, pero no te vallas, necesitaremos de tu magia para recuperar fuerzas y sanar las heridas. Por favor, acompáñame.
Ella no dijo nada, su resignada mirada se dirigió al horizonte -ya viene la primera, murmuro mirando ahora hacia abajo.
Condesa llego apurada -No lo vas a creer, exclamo mientras le daba el catalejo al pirata.
Pirata tomo el catalejo y lo que vio le dibujo una sonrisa en su rostro. Mariel, ¡mira!
La nave que se dirigía hacia ellos no mostraba actividad en cubierta, parecía que no había nadie a bordo. Pero mientras se acercaba lograron distinguir una silueta al timón.
-No disparen, ordeno el Pirata.
La silueta levanto una mano en forma de saludo y, para reconocerlo, encendió su sable láser.
Todos sonrieron. –Lord Jedi ya tiene su nave, dijo Chango Smart que en ese momento se subió al hombro del Pirata.
Pues entonces enfilémonos a esas dos naves que viajan juntas, pasaremos en medio de ellas y atacaremos simultáneamente.
-¿te has vuelto loco o que? dijo Smart Chango con angustia. Te recuerdo que mi Monita Linda me esta esperando en casa.
Todos listos…. ¡Fuego!
Ambos barcos enemigos fueron hundidos, no hubo necesidad de abordarlos, sin embargo, el perla negra estaba lastimado y, para colmo, se acercaban cinco barcos más. Las cinco embarcaciones restantes tomaron posiciones, dos a estribor y dos a babor, la enorme nave de la rata permaneció en el centro.
-La muy cobarde no se va a enfrentar a nosotros –refunfuñaba el Pirata- dejará que las otras avancen contra de nosotros y ella esperará el momento preciso para atacar.
-A toda vela, grito, pasaremos de largo por las cuatro naves y atacaremos a la nave de la Rata, ella no creerá que la atacaremos directamente y la tomaremos por sorpresa.
Las Guerreras miraron al pirata y todos al mismo tiempo sacaron sus aceros, las dos primeras naves ya estaban a la distancia adecuada para disparar
-Fuego…!
Pasaron las dos primeras naves, estas giraron para alcanzar al Perla Negra que ya estaba entre las otras dos. Pero esta vez el Pirata fue el sorprendido. Al ver que pasaron de largo sin atacar, la segunda pareja de naves disparo sus cañones pero no eran balas los que atravesaron al perla Negra, eran ganchos que lo atraparon e impidieron que avanzara. Así, en alto total, empezaron a abordar al perla negra Trolls y Clones. Las guerreras pelearon con toda su fuerza y valor, esquivando, golpeando, gritando, haciendo gala de su fuerza y poder derribaban a cuanto enemigo se les pusiera enfrente, ya sea con espada o con la mano desnuda. Pero eran demasiados y una a una se fue agotando.
En ese momento, Mariel inicio su canto:

Poco a poco, las fuerzas regresaron a cada guerrero, los Trolls seguían cayendo o abandonaban la nave. Los Clones desaparecían con cada toque de espada. Cuando ya eran pocos los enemigos, llego Nany, gritando:
-La rata nos ha enviado un mensaje.
-No lo abras, Nany, no confíes en ella –respondió el Pirata.
-Tenemos que hacerlo, tenemos que confiar. –respondió la Noble Nany, siempre tenemos que buscar el lado amable y dulce de todos, incluyendo a la Rata.
-No, Nany, no lo abras, gritaba el pirata mientras corría hacia ella para evitar que abriera el mensaje. Nany lo miro con lágrimas en los ojos y arrojo el mensaje. Pero uno de los Clones lo tomo y lo abrió:
“Aviso de infracción, su cuenta ha sido cancelada”
-¡Abandonen la nave, es una bomba! -grito mientras saltaba al agua el Pirata.

Cuando salio a la superficie, vio al Perla Negra en llamas:
-He tenido un sueño, pero ahora, he despertado –murmuro el Pirata.
Lentamente y sin decir nada, las hadas, Nany y Mariel, ayudaron a cada uno de los tripulantes sobrevivientes del Perla Negra.....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pirata Maldivo

avatar

Cantidad de envíos : 68
Edad : 51
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: El Perla Negra   Dom Mayo 31, 2009 12:03 am

El fuego devoraba las negras velas, el mástil se veía vencido, cansado, agonizante sobre la destruida cubierta. Las olas, compadecidas del navío, lo depositaron suavemente sobre la blanca arena de una de las tantas islas de Maldivas. Atrás, a lo lejos, se distinguía la bruma que producía las brazadas del Pirata, nadaba con la fuerza de un corazón destrozado y el ánimo alimentado por el enojo. Arriba de el, un Hada le gritaba:
-Espera, Pirata. Pero el Pirata hacia caso omiso a la suplica, seguía nadando, quería alcanzar a su nave.
-Pirata, por favor, espera! El Pirata dejo de bracear, pero su mirada seguía fija en el fuego que consumía su barco.
-No puedo esperar, Nany, mi nave me necesita.
El Hada descendió y trato de tomarlo por los hombros, era muy pesado para ella, sin embargo su amor le dio la fuerza suficiente y lo levanto sacándolo del agua. Así llegaron a la playa iluminada por el fuego. El pirata lloraba en silencio, con impotencia y frustración miraba como el Perla Negra agonizaba.
El Hada miro una lágrima que resbalaba por la mejilla del Pirata, la tomo en uno de sus dedos, voló hacia donde estaba el barco y, con un suave toque de su aliento, la lágrima se convirtió en una bruma que envolvió todo el barco. Poco a poco el fuego se fue extinguiendo hasta que, finalmente, se apago.
El Hada regreso donde el Pirata, tomo la arena que había en sus rastras y su barba y se dirigió a la adorada nave del Pirata. Extendió su mano y, nuevamente, con un suave toque de su aliento, salieron volando los granos de arena. Estos, al sentir que volaban, se transformaron en cientos de pequeñas hadas que revolotearon sobre el Pirata y Nany. Ella les llamo, les susurro algo y se fueron volando hacia donde se encontraban los restos del Perla Negra.
Eran tantas que ocultaban la nave del Pirata. El estruendo de tantas alas al vuelo tampoco permitía adivinar lo que hacían. Después de un rato, se dispersaron, regresaron con Nany y ella les dijo algo más, después de eso, se elevaron y se perdieron de vista.
Nany regreso con el Pirata. El no tenia palabras para agradecer lo que había hecho por él y su nave, le dio un beso muy tierno y un abrazo que, hasta la fecha, el solo recordarlo me enternece.
Asi permanecieron por un largo rato, no habia nada que decir, el Pirata sabia muy bien el sacrificio que la Hada acababa de hacer por él y su nave, un sacrificio que implicaba que tal vez nunca más la volveria a ver. Poco a poco, el Hada empezo a desvanecerse, El Pirata la apreto con más fuerza esperando que con ello no permitiria que ella se desvaneciera totalmente, sin embargo, ella termino por desaparecer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pirata Maldivo

avatar

Cantidad de envíos : 68
Edad : 51
Fecha de inscripción : 25/08/2008

MensajeTema: Re: El Perla Negra   Dom Mayo 31, 2009 12:06 am

-Pirata… Pirata, despierta.
-Liliana… ¿Cómo llegaste aquí?
-Donde esta Nany? –interrumpe el Hada Mariel
-Mariel? oh… ya se como llegaste Lili.
-Donde esta Nany -insiste Mariel-
-Se fue, simplemente se fue.
-No se pudo haber ido simplemente ¿Qué ocurrió?
-Uso su poder para salvar al Perla Negra –dice el Pirata mientras se incorpora.
-¿Qué dices? -pregunta Liliana un poco alterada.
-se desvaneció y en su lugar, quedo esta pequeña roca color rosa.
-Es su corazón, Pirata –de dice Mariel- necesitamos buscar a la hechicera de la isla de las hadas para que te diga como resucitar a Nany.
-Pues, no lo pensemos más, pongámonos en marcha.

Los tres abordaron el Perla negra, el Pirata, tomando su brújula, deseo de todo corazón encontrar a la hechizera para que le dijera que necesitaba hacer para ver nuevamente a Nany. La brújula le mostró el camino y hacia allá se dirigieron.

La isla de las hadas esta llena de árboles, si te adentras en ellos, de inmediato te rodea una penumbra y neblina que no te permite ver lo que no quieres ver. No tiene caso llevar armas, en esa isla, las armas no sirven de nada.

-aquí hace frío -exclama Liliana.
-sh, -interrumpe Mariel, no se quejen, el miedo los puede atraer.
-¿atraer? ¿De que hablas? -pregunta Liliana.
-De los fantasmas, no debes sentir miedo porque eso los atraé –responde Mariel.
-¿Fantasmas? se necesita más que un fantasma para intimidar a un Pirata –fanfarronea el pirata.
Mariel solo lo mira y se dibuja una sonrisa en su rostro. De repente, el Pirata se detiene.

-¿Que ocurre? -pregunta Liliana.
-No lo se, simplemente no me puedo mover.
-No tengas miedo –ordena Mariel- Un fantasma te ha atrapado.
-¿Un fantasma? ¿Dónde? ¿No lo veo? ¿No lo siento?
-Esa es tu prueba, Pirata, necesitas vencer el miedo.
-Quien es el osado que dice tengo miedo –dice el Pirata mientras desenfunda su espada: el destino verde- Muéstrate fantasma y peleemos como los hombres.
-Pirata, sabias muy bien que no tenias que traer armas –lo regaña Liliana
-Un pirata sin su espada y sin su pistola no es pirata, Lili –lo dice alzando la voz.
-¿Te das cuenta? ya estas alzando la voz ¡te estás exaltando!
-¿Y por que no habría de exaltarme cuando quieres que enfrente a un enemigo que no puedo ver ni sentir y, además, sin armas?
-¡En verdad no te das cuenta! ¡no te das cuenta quien es el enemigo! –exclama con sorpresa.
-Déjalo, Liliana, él solo tiene que enfrentar sus fantasmas –interviene Mariel, toma del brazo a Liliana y se alejan dejando solo al Pirata.
-¡hey! esperen, ¿a donde creen que van?
-A buscar a un hombre valiente –grita Mariel mientras se aleja con Liliana.
-Pero si yo soy un hombre valiente, me he enfrentado a esqueletos descarnados, pulpos monstruosos, he visitado y regresado del infierno… ¡Soy un hombre valiente!
-soy un hombre valiente –murmura para si mismo al observar que ya nadie le escucha.
-El que seas valiente no quiere decir que no tengas miedo.
-¿Qué dices? ¿Quién anda ahí?
-El reconocer tus miedos no implica que no tengas valor. Tienes que tener valor para reconocer tus miedos, así que, valiente Pirata, ¿a que le tienes miedo?
-A la soledad –responde el pirata de mala gana y aún sin ver quien le habla.
-Ese es el primer paso para derrotar a los fantasmas, reconocer tus emociones y de donde provienen.
-De acuerdo, ya lo dije pero, ¿por que no me puedo mover? –reclama el Pirata
-Dime, Pirata Maldivo ¿Por qué quieres revivir a Nany?
-¿Cómo sabes mi nombre? ¿Cómo sabes a que he venido?
-Si respondes la pregunta podrás moverte.
-Quiero que reviva Nany porque maldivas la necesita, ya esta, ya lo dije, ¿Por qué no me puedo mover?
-porque no estas siendo honesto, mi querido Pirata.
- mggg… -refunfuña el Pirata
-Cuando quieras decirlo solo dilo, yo estaré cerca para escucharte.
-No, espera. No te vallas, ya sabes que no me gusta la soledad. Quiero que reviva Nany porque...... la necesito. Yo soy quien necesita a Nany, todo lo que hago lo hago por ella.
En ese preciso instante, lo que sujetaba al Pirata lo soltó y él cayó al suelo.
-Eso es honestidad, Pirata, has vencido a uno de tus fantasmas.
-Y sin necesidad de espadas o pistolas –le dice Liliana mientras le ayuda a incorporarse.
Fue en ese momento cuando la vio.
-Ella es Nenyavië, la hechicera de la isla de las hadas –la presenta Mariel.
-Tu tienes el poder de revivir a Nany, Pirata –de dice Nenyavië- pero debo advertirte algo, si la revives, nunca podrán ser totalmente libres los Maldivos. La rata será su gobierno y solo podrán hacer lo que ella crea conveniente. Le darás a la Rata el poder de eliminar preguntas, respuestas y, aunque parezca injusto, hasta cuentas. Asi que tienes que tomar la decisión: Nany o la libertad de Maldivas.
-Nany, mi hermosa Nany -susurro el Pirata mientras acercaba aquella fria piedra color rosa a su pecho.
-Tienes su corazón en tus manos, Pirata, dime el pago que darás para que Nany regrese a ti y dale una razón para que no deje Maldivas.
-Si la Rata con sus trolles y clones estarán entre nosotros, haciendo de las suyas en maldivas, necesitarán del valor de un Pirata, la nobleza de Nany, La inteligencia y percepción de Mariel, y la esperanza de conocer el camino que nos lleve más allá de la Libertad, y que solo Liliana nos podrá mostrar. Te ofrezco estar a tu servicio mientras Maldivas exista, mi hermosa Nany.

La fría piedra empezó a moverse, en un principio con suaves palpitaciones. Su color se hizo más intenso y una luz blanca la rodeo. La luz crecía en intensidad y el Pirata tuvo que dejar lo que era una roca en el piso. Después de un rato, ya era imposible ver la roca y fue necesario protejer sus ojos.
Poco a poco, la intensidad de la luz disminuyo, voltearon a ver y ahí estaba, Nany, el hada Nany estaba de regreso. Pero algo había cambiado. Sabían que era Nany pero tenia un aspecto diferente. El pirata se acerco a ella y le pregunto:
-¿Nany?
- No, Nany murió, ahora llámame Yai.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pati

avatar

Cantidad de envíos : 259
Edad : 48
Fecha de inscripción : 20/08/2008

MensajeTema: Re: El Perla Negra   Lun Jun 01, 2009 4:48 am

aaaaaaah que lindo....y ya es Nany de nuevo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SOR~DISIPADA

avatar

Cantidad de envíos : 488
Edad : 47
Fecha de inscripción : 12/07/2008

MensajeTema: Re: El Perla Negra   Miér Jul 08, 2009 9:42 am

Ayy!~ NO demasiado larga esta historia........mejor veamos el video en 30 segundo y listo. lol!

PIRATAS DEL CARIBE EN 30 Seg.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Perla Negra   

Volver arriba Ir abajo
 
El Perla Negra
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Perla Negra (Black Pearl)
» Perla Negra
» Perla Negra
» Si culo veo, culo quiero ( Laguna Negra)
» Banda negra pequeñita en Pana 42x20

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LA DISIPADA :: HISTORIA MALDIVA :: EL PERLA NEGRA-
Cambiar a: